CAJA CON APLICACION DE VIDRIO LIQUIDO

El vidrio líquido es una pintura de extraordinarias caracterí­sticas de adherencia, consistencia, alto brillo y resistencia. 
Adhiere fuertemente sobre vidrio, metal, madera, cerámica, yeso, etc. y su uso es adecuado para el esmaltado en frí­o de cerámica, restauración de porcelana, vitraux, protección de metales a la intemperie, vidriado de bandejas, cajas, y un sin fin de manualidades. 
Viene en dos componentes: BASE y CRISTALIZADOR que unidos entre sí­ en la proporción que se indica forman el VIDRIO LIQUIDO. 

¿Cómo se usa?  Mezclar 2 partes de BASE con 1 de CRISTALIZADOR y revolver unos segundos. Lograda la mezcla (cristalina, si se quiere colorear, agregar el pigmento en poca cantidad), dejar reposar unos momentos para que el aire atrapado en forma de burbujas pueda escapar de su interior; luego proceder a su aplicacion. 

Deben tener en cuenta que: 
A partir de la mezcla de los componentes comienza el proceso de fraguado, siendo el tiempo útil para la aplicación del VIDRIO LIQUIDO aproximadamente 20 minutos (luego comienza a espesarse). 
El vidrio lí­quido endurece en seis horas aunque el ?curado? definitivo se logra en 72 horas. 
Tambien se aplica como barniz final sobre jarrones u otro tipo de superficie vertical, pues se autonivela. 
En caso de cubrir grandes superficies ir preparando la mezcla en pequeñas cantidades para evitar que comience a cristalizar en el recipiente. 
Es aconsejable no usar en dí­as de mucha humedad o lluvia. Es probable que con muy baja temperatura ambiente la BASE se endurezca. En ese caso, bastará con acercarla a una fuente de calor para que retome su consistencia. 
Los elementos utilizados para su aplicación deben limpiarse antes que comience el proceso de cristalización, con DILUYENTE PARA VIDRIO LIQUIDO y lavarse con agua y jabon. 
Se recomienda utilizar elementos limpios y trabajar en un lugar donde no vuele polvillo, así­ como proteger la pieza con una campana de carton limpio o tela para que seque libre de cualquier partí­cula que pudiera estar en suspensión en el aire. 
Es de suma importancia ser generoso en la cantidad de Vidrio Lí­quido a aplicar, ya que al secarse tiende a contraerse y quedarí­a una superficie rugosa. En cambio aplicando una gran cantidad se logra con una sola aplicación una capa importante de vidriado. 



En esta ocasión lo apliqué en la tapa de una caja de MDF  en la que pinté con acrílico unos motivos florales y luego decoré con una mariposa realizada con pasta para modelar. Una vez seco apliqué el vidrio líquido como se detalló anteriormente.
Confieso que es la primera vez que utilizo este material y el resultado me gustó mucho, ya se me ocurren ideas para nuevos proyectos.
Ojalá les sirva la información y les guste mi trabajito.



Vivi

Comentarios

Entradas más populares de este blog

RESTAURACIÓN DE UN MUEBLE ANTIGUO DE COCINA

Un "tacho" pa´ mi amiga!